RAForum
Slogan du site
Descriptif du site
Mintz, Frank
Homenaje a Cataluña de George ORWELL
Artículo puesto en línea el 10 de diciembre de 2003
última modificación el 26 de abril de 2015
logo imprimer
Grabar en formato PDF

Varias ediciones [ Cataluña 1937 (testimonios sobre la Revolución Española Montevideo, Proyección, 1964]

El texto de Orwell ofrece varios planos de lecturas : -la descripción global de la revolución (la cita a continuación demuestra su visión aguda); -la visión crítica desde y sobre el POUM; -el testimonio sobre mayo de 37 en Barcelona; -la censura sobre los medios de comunicación, directa e indirecta, del partido comunista y de los republicanos.

"Además de todo esto, había también un cambio sorprendente en el clima social, algo que resultaba difícil imaginar a menos que uno lo haya experimentado. Cuando llegué a barcelona por primera vez, me pareció una ciudad donde las distinciones de clases y las grandes diferencias económicas casi no existían. Por cierto, tal era el aspecto que ofrecía. Las ropas elegantes constituían una anormalidad, nadie se sentía disminuido, los mozos, las mujeres que hacían la limpieza y los lustrabotas, no aceptaban propinas, miraban a los demás cara a cara y los llamaban camaradas. Yo no había captado que se trataba en lo esencial de una mezcla de esperanza y camouflage. Los trabajadores creían en la revolución que había comenzado sin llegar a consolidarse, y los burgueses, atemorizados, se disfrazaban temporariamente de obreros. En los primeros meses de la revolución seguramente miles de personas decidieron ponerse el overol (=mono) proletario y gritar lemas revolucionarios para salvar el pellejo.

Ahora las cosas estaban volviendo a los viejos cauces. Los mejores restaurantes y hoteles estaban llenos de gente rica que devoraba comida cara, mientras, para la clase trabajadora, los precios de los alimentos habían subido muchísimo sin un aumento compensatorio en los salarios. Además de este encarecimiento, con frecuencia escaseaban algunos productos, afectando, desde luego, como siempre, al pobre más que al rico. Los restaurantes y los hoteles no parecían tener ninguna dificultad en conseguirlos, pero en los barrios obreros se hacían colas de varias cuadras de largo para adquirir pan, aceite de oliva y otros artículos indispensables. La primera vez que estuve en Barcelona me llamó la atención la ausencia de mendigos; ahora abundaban. En la puerta de las rotiserías (=bares) al final de la Rambla, pandillas de chicos descalzos aguardaban para rodear a los que salían y pedir a gritos un poco de comida. Las formas revolucionarias del lenguaje comenzaban a caer en desuso. Los desconocidos ya no se dirigían a uno diciendo t úycamarada ; habitualmente empleaban señor yusted .Buenos dias comenzaba a reemplazar a salud . Los mozos volvieron a usar sus camisas almidonadas y los vendedores de tienda recurrían una vez más a sus adulaciones. "

Es evidente que, tras la guerra civil, Orwell adquiere su visión del mundo para su obra literaria. No menos obvio es que su testimonio es una gran aportación para la comprensión de la guerra civil.

Frank MINTZ


Arriba
Sitio realizado con SPIP
Con el esqueleto ESCAL 4.1.4