RAForum
Slogan du site
Descriptif du site
Mintz, Frank
Socialismo y anarquismo en Cataluña. Los orígenes de la C.N.T. (1899-1911) de Xavier CUADRAT
Artículo puesto en línea el 10 de diciembre de 2003
última modificación el 26 de abril de 2015
logo imprimer
Grabar en formato PDF

Madrid, Ed. Revista de Trabajo,1976, 682 pp.

La casi prohibición de 1os estudios directos sobre la guerra civil ha hecho que la investigación en España se haya fijado sobre los orígenes del movimiento obrero, o que permite abordar el presente libro con ideas más precisas .

La obra de Cuadrat - pese a lo que diga su presentador - Casimir Martí - es siempre interesante, aunque se nota que muchos puntos serán sin duda profundizado en el porvenir por el autor. Nunca se limita Cuadrat a una descripción localista del tema : muchas veces aborda la teoría del movimiento a base de citas largas y juiciosas, así es para el anarcosindicalismo y las relaciones entre 1os socialistas y el sindicalismo.

El primer punto histórico que nos presenta Cuadrat es la huelga general de 1902. En un clima de miseria profunda, ante una patronal omnipotente, 1os obreros metalúrgicos de Barcelona se habían lanzado a la huelga por la jornada de 9 horas a fines de diciembre de l90l, eran unos 12.000. Continuaba la huelga sin apoyo, y el domingo 16 de febrero de 1902 los responsables obreros anarquistas decidieron lanzar un movimiento de huelga general de solidaridad en Barcelona. Unos ochenta mil trabajadores participaron en la huelga (cifras de los socialistas). La huelga fue pacífica y el mismo gobernador declaró que no se registró ni un solo delito común , pero la represión del mismo consistió en mandar el ejército que mató e hirió un centenar de personas y encarceló a unas 500. A los tres días, los trabajadores tuvieron que volver a las empresas.

Es aleccionadora la actitud del partido socialista que Pablo Iglesias ilustraba así en plena huelga de Barcelona, el 20 de febrero de 1902 :

"El partido socialista condena la huelga genelral, por ahora.(...) No es que seamos legalistas porque admitamos vivir en la legalidad como doctrina nuestra, sino porque ahora no conviene a 1os obreros salir de la legalidad. Sólo podrian salir de ella cuando estuvieran en condiciones del triunfo completo (p.83). Además, los anarquistas son auxiliares de la burguesía" (El Socialista 21-2-1902, p.2; p.85).

Esta actitud del socialismo español no estaba compartida por los otros partidos europeos nos indica Cuadrat citando a Briand y críticas de un socialista inglés al PSOE por su irresponsabilidad. También hay una cita de Rosa Luxemburgo, pero de 1906 y de un folleto muy anti-anarquista, lo que resta valor a la postura socialista.

La consecuencia de esta huelga general pacífica fue un triste marasmo para el anarquismo catalán (palabras de Anselmo Lorenzo, p.105) Sin embargo la lucha obrera continuaba pero sin ligazón : Reus se lanzó a la huelga sin conseguir el apoyo de Barcelona, y fue lo contrario algunos meses más tarde, en 1903. La miseria horrible hacía que la huelga era una reacción de defensa casi instintiva.

El PSOE se lanzó igualmente a la huelga general a su manera. Por el abaratamiento de las subsistencias. Más exactamente para evitar que los tomaran los trabajadores por contrarrevolucionarios, lanzaron un día de paro el 20 de julio de 1905, paro que no afectaba los obreros de las panaderías y servicios públicos. Parece ser que el efecto fue nulo.

Hay que observar que 1905 correspondía a una crisis que afectó la UGT, cuyo crecimiento desde su fundación en 1888 había sido ininterrumpido : de 4.600 a 56.905 en 1905, pero de octubre de 1905 a l910 pasó de 46.485 a 40.984. En cuanto al PSOE, resulta que sus cifras son totalmente fantasiosas hasta 1915, y habrían sido de 10.500 en 1905, de unos 6.000 en 1905, y unos 10.000 en l909. Otra observación es que en Cataluña, la UGT. disminuye de 1903 a 1907 (Barcelona 3 .141 y l.096) para casi desaparecer de 1907 a 1912. Para el PSOE, el autor no da cifras, excepto entre 1912 y 1915 en que en Cataluña van también bajando.

Esa disminución se puede explicar por una actitud diferente de los socialistas y anarquistas catalanes, quizá -hipótesis mía- influenciados por el desarrollo de la CGT francesa en que socialistas y anarquistas coincidían sobre la huelga general. Cuadrat propone un cuadro de evolución de tendencias para agosto de 1907 que transcribimos, por su interés : (p.318)

En efecto, el núcleo de la futura CNT nació en julio de 1907 de un grupo anarco-socialista : Solidaridad Obrera no seguiá ninguna tendencia política de partido, aunque respetamos la de todos los asociados (p.185). De Barcelona, Solidaridad Obrera ( = S.O.) se extendió a Cataluña a principios de 1908 y a partir de aquel entonces tuvo que defenderse contra cuatro peligros (que han existido hasta hoy día).

El primero fue el de los atentados . Hubo una ola fuerte en Barcelona en 1908 que resultó ser de un confidente de la policía, pero el gobierno Maura quiso aprovecharlo para prohibir las organizaciones obreras.

También hubo discrepancias entre sindicalistas puros y anarquistas , a pro- pósito de Seguí (p.217), y Anselmo Lorenzo declaraba:

"La marcha de esta federación -S.O.- es la característica mezcla de tanteo, vacilación y energía, según 1os casos, de toda agrupación que procura orientarse hacia un ideal salvador" (p.354).

Otro problema fue el del lerrouxismo, o reformismo de apariencia ultrarre- volucionario que se estaba implantado en ciertos sindicatos (sociedades) y quería mangonear S.O.

Por fin, el partido socialista , al ver sus secciones de Cataluña y de la UGT. pasarse a la CNT, lanzó campañas contra S.0. E1 Bureau Socialiste International redactó en enero de l910 una circular que proponía :

"Ayudando a los socialistas de Cataluña contribuiréis a extinguir uno de 1os mayores y más antiguos focos de la anarquía en Europa "(p.427).

A pesar de esto, los socialistas de base quedaban en S.O.(p.445). Y en el congreso del 30,31-de octubre-l° de noviembre de l910 la Confederación General del Trabajo o Confederación Nacional del Trabajo estaba creada; luego quedó sólo CNT, sin que sea muy claro el número de afiliados (p.469). Al año siguiente, había 26.571 afiliados. Pero continuaba el problema de las relaciones con los socialistas: el director del periódico Joaquín Bueso socialista, decía :

"no somos anarquistas, no lo es la Confederación Nacional del Trabajo y si algun día hubiera de hacerse propaganda ácrata desde las columnas de Solidaridad Obrera dejaríamos su dirección" (junio l911,p.472).

Bueso era un sindicalista estricto :

"los sindicatos no solamente trabajan por recabar mejoras inmediatas para sus asociados, sino que son una necesidad para las dos ramas del socialismo, la de Marx y la de Bakunin, puesto que la generalidad de sus componentes se han engendrado en las asociaciones obreras" (p.515).

Además de los ecos posteriores que se podrían encontrar en Peiró y Pestaña, esta postura explica la participación de 1os socialistas de base en una obra práctica sindical, fuera de las manipulaciones políticas.

Ahora bien, la reacción mayoritaria de los socialistas quedó expresada por el asturiano Botana -pero más tarde Asturias fue la cuna de la alianza CNT-UGT-BOC y PS de modo paulatino y natural-

"Colaborando en la acción directa, en el sindicalismo anarquista, dejaríamos,en suma, de ser socialistas." (El Socialista 1-5-1911, p.508)

Por tanto, la creación de la CNT resulta mucho más compleja e interesante que lo que habían descrito Buenacasa,y luego Santillán, Peirats, etc. El libro de Cuadrat es una aportación muy valiosa y es de esperar que el libro sea leído y meditado pese a su volumen y su precio.

(Frente Libertario, 1976)

Frank MINTZ


Palabras clave asociadas

Acontecimientos por ocurrir

Ningunos acontecimientos que vienen
viñetaMapa del sitio viñetaContacto viñetaEspacio de redactores RSS

2003-2019 © RAForum - Reservados todos los derechos
Arriba
Sitio realizado con SPIP
Con el esqueleto ESCAL 4.1.4